jueves, 19 de marzo de 2015

Educación y Generaciones Futuras: Futuro Imperfecto?


 
“Muchas veces, los que han sido padres y madres se preguntan acerca del futuro de sus hijos, qué les espera, qué les depara el futuro, qué hemos mantenido del legado de nuestros progenitores, qué valores les hemos inculcado, qué hemos querido transmitirles de cara a las siguientes generaciones, y las consecuencias de todo ello. Muchos padres dirán que la educación recibida por sus vástagos es impecable, que van a cursillos de música, idiomas, hacen deportes y actividades extraescolares, etc. Pero la realidad es muy distinta de lo que nos andan vendiendo estos “padres modélicos”, los cuales tienen a sus hijos las veinticuatro horas lejos de ellos, y si tienen medios económicos, la educación real de los suyos cae en manos de criadas y empleadas del hogar, que realizan sus tareas lo mejor posible, pero sin preocuparse demasiado el cómo sale criado el descendiente del que la contrato, porque… ¿no están para ello los padres? Curiosamente, la integración de la mujer a la vida laboral, la precariedad de los salarios mínimos en este país y la dependencia extrema de las contrataciones y la temporalidad durante la crisis inmobiliaria –que ha beneficiado a muchos especuladores, y ha puesto a muchísimas familias españolas y no españolas de patitas en la calle por desahucios masivos y embargos hipotecarios, aunque lo niegue el Gobierno Central, principal aliado de la banca especulativa y masónica-, ha conseguido lo que nadie se esperaba, chicos que, cuando salen de clase o de sus centros educativos marcados por una pésima enseñanza o sistema educativo, están prácticamente solos en sus casas, aunque la presencia alternada de los dos progenitores, normalmente en turnos laborales complementarios, trata de asegurarse que sus descendientes no permanezcan mucho tiempo solos, echándose a las calles con amigos indeseables o gamberros urbanos, que campan a sus anchas gracias a una Ley del Menor completamente injusta, que les permite cualquier tipo de actividad delictiva sin consecuencias graves hasta alcanzar la mayoría de edad. Los padres de niños pequeños, optan por el comedor y las guarderías preescolares como medio indispensable para tener a estos niños en un ambiente escolar lo más amplio posible, que les aleje de la posibilidad de verse sin sus padres y a merced de cualquier gamberro en una ciudad llena de actos vandálicos, delictivos y grupos de camorristas, aspirantes a carne de presidio y bandas organizadas. La soledad real de muchos de estos niños y niñas, que para sentirse integrados en su vida cotidiana recurren muchas veces a agruparse en “pandillas” de amigos o incluso en tribus urbanas, les impulsa a ser un objetivo fácil de las redes mafiosas locales e internacionales, a través de la captación de nuevos miembros de sus organizaciones criminales a través de la calle, internet o adolescentes con historiales policiales muy densos, pero con un don de liderazgo bueno que les permite atraerse la simpatía de todos estos muchachos.

La soledad de estos niños y niñas, pasa también por la increíble influencia de los “lideres” de sus grupos de amiguetes y pandillas escolares, que determinará para el día de mañana los modelos de comportamiento moral y social o de interacción humanos que aplicarán de cara a sus relaciones laborales, personales y cotidianas. Los ejemplos a seguir ya no son los padres, que apenas tienen contacto con ellos, sino los “amiguetes”, y normalmente, los más “populares”. Mal ejemplo es el que un adolescente inexperto ante la vida puede tomar de otro, y normalmente, los “populares” son “los que se atreven a hacer cosas de mayores”, o “los que más pueden”, y esto hace que todo entre en el circulo vicioso del mal ejemplo, la canalla pandillera y el gamberrismo urbano más descarado. Si el grupo de “amiguetes” no tiene patrones de pandilla delictiva, sino que es simplemente una asociación de jóvenes con gustos afines y tendencias de ropa o costumbres parecidas, estamos ante un fenómeno de “tribu urbana”, algunas de ellas menos peligrosas que otras, pero si el grupo posee un “chico popular”, entonces estamos ante un proceso degenerativo similar al que seguían los cavernícolas más tribales al seguir al más fuerte guerrero o cazador, algo completamente incompatible con la sociedad civilizada, que no entiende del uso de la fuerza o de la violencia barata para la solución de sus problemas más complejos. El aislamiento de estos jóvenes, del que los padres no tienen la culpa, y el profesorado de la LOGSE y el actual bachillerato se desentienden completamente, especialmente en los casos de “mobbing” escolar o acoso de las pandillas a los chicos más dotados para el estudio o para las aptitudes cognitivas, crea un círculo vicioso que, desde los años ochenta hasta la actualidad, ha venido forjando una generación con una pérdida de valores morales y humanos asombrosa desde un relevo padres a hijos que ha mutado y transformado muy negativamente esta sociedad. Nuestros padres, los de la generación del Régimen franquista, eran mucho más sanos y respetuosos con sus semejantes moralmente hablando que nosotros, tenían una fe en el sistema y en las fuerzas del orden y el Estado, pero nosotros asistimos desengañados a la corrupción generalizada de los poderes públicos, a la podredumbre institucional, a la decadencia de los valores y las tradiciones nacionales, y todo ello, fomenta precisamente que el legado generacional se deteriore, incluso sea aniquilado completamente en el curso de unas pocas décadas… posteriores a nosotros, la famosa “generación Niní” (diminutivo de “ni estudio, ni trabajo”), esgrime una serie de síntomas decadentes y bastante decepcionantes heredados de sus progenitores, esto es, la generación X, a la que yo mismo pertenezco. Algunos educadores, tutores y maestros o asociaciones de padres ya han puesto el grito en el cielo, agrupándose para criticar la destructiva labor educativa del Estado sobre nuestros hijos, y muchos escritores e intelectuales serios han denunciado ya la malísima calidad de nuestra enseñanza, que crea oleadas de inútiles integrales, los cuales muchos de ellos siguen en la enseñanza pública porque no tienen esperanza de encontrar jamás un puesto de trabajo, en detrimento de la excelencia de nuestros matriculados de superior intelecto y de la futura oferta laboral en el mercado de trabajo nacional. Sí, hay muchos con el bachillerato “terminado”, o incluso con estudios universitarios de Filología Inglesa, Ciencias Políticas o Sociología y Periodismo, pero seamos realistas… ¿todo eso para qué sirve, si no hay suficiente oferta laboral para esas actividades, y todos acaban optando por hacer oposiciones al empleo público? ¡Sobran millones de funcionarios en toda España, y estos universitarios sólo piensan acceder a la administración pública como única solución a un empleo fijo y estable!

Una realidad muy cierta es que las expectativas personales de estos muchachos son nulas, saben que, con su formación y la situación del mercado laboral, no hay demasiadas salidas en la empresa privada, salvo contrataciones temporales y precarias en tareas para las que no han estudiado, o para las que ellos se consideran “demasiado preparado para trabajar de esto o aquello”. Bien, ¿no han pensado ustedes que hay millones de inmigrantes y extranjeros trabajando precisamente en aquello que todos vosotros no quisisteis en época de bonanza trabajar? Ahora es demasiado tarde para echarse atrás, y esas plazas laborales están ocupadas por gentes de fuera… ¿los echamos a todos para tratar de darle un empleo a ustedes, que a lo mejor no lo harían con el interés y las ganas de sus homónimos extranjeros, salvo algunos muy necesitados por su situación económica o familiar tras la crisis? Demasiado tarde para ello, los que están aquí, han hecho su vida y su patrimonio o han enviado divisas a sus países de origen, seguirán trabajando aquí y beneficiándose de aquello que ustedes consideraron demasiado malo para sus avanzados conocimientos estudiantiles. Los que poseen una carrera universitaria como ingenierías superiores o disciplinas científicas, son captados por empresas del espectro internacional para puestos de relevancia, sacados de sus países de origen y ofertados con un buen sueldo y una buena carrera profesional, pero esos son una minoría privilegiada, y un sueño inalcanzable para la mayoría de estudiantes universitarios. Porque aceptemos la realidad, en España no hay un sistema educativo eficaz, que garantice una integración a las necesidades de un mercado laboral que necesita más que nada especialistas de mantenimiento técnico y oficios, esto es, los auxiliares salidos de la Formación Profesional. Hay demasiados médicos, abogados, ingenieros y ejecutivos empresariales, pero faltan electricistas, fontaneros, electrónicos, mecánicos o especialistas en maquinaria industrial. Y esos suelen ser un porcentaje muy elevado de la población estudiantil en los países europeos, tales como Alemania, Inglaterra, Francia o los países escandinavos, que aseguran unos estudios orientados a la colocación profesional, además de unas prácticas en empresas del sector, para que los propietarios de fábricas y cadenas de montaje o talleres seleccionen desde el principio a los futuros candidatos a ser sus trabajadores o plantilla. Pero las universidades y centros de educación superior de España no sólo se enfrentan a esta masificación de alumnos de calidad media o reducida, sino que también el inmenso peligro de que las redes aberchales de extrema izquierda, que captan a sus nuevos miembros precisamente entre los sectores poblacionales más jóvenes y débiles en cuanto a experiencia vital –lo que les hace más sensibles a las premisas revolucionarias y supuestamente altruistas que esconden estos peligrosos movimientos paramilitares y de corte chavista- está latente dentro del campus universitario, en el que por ley las fuerzas de la ley no pueden entrar debido a ridículas cláusulas introducidas por el Código Penal socialista de los años ochenta y una reforma judicial que politizó completamente nuestras instituciones penitenciarias y policiales, asegurándose las “castas políticas” que ellos mismos no serían los primeros imputados y candidatos seguros a entrar en prisión, debido a sus corruptelas y redes de extorsión económica, como bien nos han demostrado los últimos juicios sobre los ERE´s de Andalucía, la trama Gurtel o las “tarjetas black” de Bankia. Estos captadores chavistas y líderes del actual partido Podemos, han madurado precisamente en las aulas de politología, sociología, humanidades y materias “poco densas”, en las que unos alfeñiques mentales como los cachorros del comunismo y el socialismo, después de meterse en cuatro o cinco carreras y no aprobar ninguna sola, incluido el magisterio básico o el universitario, pueden medrar. Pero estos parásitos sociales no son pioneros en estas tácticas, ya usadas por sus precursores de Izquierda Unida dentro de las universidades del Régimen durante los sesenta y setenta, haciendo el mismo procedimiento de captación y reclutamiento dentro de las facultades y el consiguiente “lavado de cerebro” al que someten a sus futuros aberchales y terroristas antisistema. Una redada multitudinaria en una sola de estas facultades, no sólo descubriría gente extraña y no matriculada viviendo literalmente gratis de la universidad, sino armamento oculto en sus sótanos, propaganda ilegal contra el Estado y hasta redes de contacto con células etarras y peligrosos asesinos infiltrados entre el colectivo juvenil y estudiantil nacional. Hasta se sabe que hay células pro yihadistas en las facultades, pero eso es harina de otro costal, y jóvenes magrebíes inteligentes que completen con éxito sus estudios universitarios, son una minoría casi legendaria y una leyenda urbana sin demostrar. Todos estos peligros forjan una maraña de insatisfacción, desarraigo y mal entendimiento del verdadero panorama social, económico y político del espectro socioeconómico por parte de la siguiente generación, especialmente entre quienes no han accedido aún al mundo laboral, y les crea una sensación de marginalidad, falta de confianza en sus posibilidades y el convencimiento de que no están preparados para nada en la vida, y que deben buscar mejores salidas en el ámbito europeo o internacional, especialmente, nuestros talentos y nuevos valores, aquellos que de verdad han destacado en aquello que emprenden y que son los primeros en sus promociones universitarias. Pero seguimos con el problema de fondo, los miles y miles de doctorados “sobrantes”, cuya formación no es la que precisa el mercado profesional, a falta de titulados medios laborales, esto es, como en Alemania, los salidos de la Formación Profesional, mediante programas de integración laboral dependientes de las empresas del sector, la innovación tecnológica y la puntera inversión en talentos y empleados, que no “jóvenes emprendedores”, cuando sabemos que las pymes en España son numerosísimas, pero las estadísticas revelan que su vida media en el sector empresarial o el tejido corporativo es limitada, no superior a uno o dos años, y siempre con medios deficientes y problemas de liquidez privada. Alemania crea empleo útil, productivo y un modelo empresarial basado en una contratación selectiva casi desde los centros educativos, lo que proporciona a los jóvenes un aliciente para la búsqueda activa de empleo, sumarse a los programas de formación profesional y a la sensación de pertenencia a un sistema privado y laboral, que no sólo promociona, sino que integra perfectamente y aplica la formación que ha dado al futuro trabajador de cada multinacional germana. En EEUU, Reino Unido y otros países nórdicos el sistema de formación es muy similar, y la integración eficiente del modelo laboral y la productividad de sus trabajadores, muy alta, al menos, en lo que fueron las últimas décadas del siglo veinte antes de la burbuja inmobiliaria. El problema de la base moral y espiritual de toda Europa es un problema secundario en estos países, en los que al menos, la juventud tiene un porvenir brillante, aunque sus jerarquías políticas y sus centros de educación estén infectados por el relativismo moral y el laicismo mundial. En este país, el problema es doble: carecemos de las infraestructuras educativas necesarias para hacer frente a una reconversión del sector profesional, en donde el exceso de universitarios es otra excusa barata para tener las cifras del paro juvenil desinfladas o reducidas, además de una plaga de descreimiento y falta de moralidad completamente forjada por las instituciones educativas, infiltradas y parasitadas por los colectivos separatistas aberchales. Desoír las reales necesidades de la nación, como hace el Gobierno Central de Rajoy Brey, es desoír el peligro inmenso de crear otra “generación X”, o incluso un modelo mucho peor, que no sólo haya heredado las pegas y lastres marginales de los progenitores, sino que promueva aún más la decadencia del sistema y la lenta desaparición de las naciones occidentales, presa fácil para países magrebíes de islamismo radical, que ya bullen y hacen sonar sus tambores de guerra pensando en que Europa, por fin, está lo bastante dañada como para comenzar su “yihad” global y someter a la cuna de la civilización a la destrucción total de sus raíces, esclavizar a sus enemigos mortales, que somos nosotros, y barrernos de la faz del planeta. Imaginemos un siniestro futuro en el que la luz de Occidente se apagase, y sólo quedasen Asia y EEUU como faros herederos de una rica tradición cultural de un continente completamente destruido y sometido por la fuerza por radicales marxistas y tarados mentales yihadistas, muy propensos a quemar bibliotecas, matar “infieles” y destruir el patrimonio histórico de toda la humanidad.

Todo esto tiene arreglo, todo esto tiene solución, pero debemos comenzar por controlar lo que nuestros hijos hacen, con quién se juntan, de quien reciben la formación y qué educación están recibiendo, y lo  más importante de todo, comprometernos a educarlos nosotros, porque sin el modelo de unos padres responsables y comprometidos, el futuro no está garantizado. Aun no es tarde para parar en seco, mirar hacia atrás y comprender todos los errores que hemos cometido, ya sea por dejadez, molicie o falta de perspectiva. Aun no es tarde, podemos solventarlo, vigilar de cerca los movimientos de nuestros jóvenes, y educarlos en el respeto, el esfuerzo y el sacrifico, la superación personal y en los valores inmateriales, que son los que hacen precisamente grandes a una civilización, y son los que realmente garantizan la continuidad de una especie o una raza o etnia en concreto. Seamos realistas, del norte de África nada bueno puede venirnos ya, porque la civilización islámica está en retroceso y declive desde hace siglos, y no nos aportan nada útil, si acaso, el intento fútil y desesperado de unos bárbaros por conquistar por la fuerza del terrorismo y la violencia sin sentido aquello que nuestros padres defendieron y levantaron a lo largo de diez mil años de historia escrita. Pensemos en lo útil, en lo bueno y en lo bello, desestimemos a esos idiotas integrales populistas, que predican en mentes débiles y susceptibles de ser engañadas una salvación en la que ni ellos mismos creen. Protejamos a nuestros jóvenes de las sectas, de los grupos delictivos y marginales, del mesías político, de los “salva patrias” de cabellos alargados y camisas del Carrefour. Pensemos en la herencia cultural y trascendental milenaria de Occidente, el inmenso tesoro que debemos preservar y transmitir a las generaciones venideras, y hablarles de la inmensa importancia, casi sobrenatural, de aquello que ocurrió en Atenas en el siglo V antes de nuestra era, cuando un hombre llamado Sócrates consiguió separar superstición de misticismo, y razón de superchería, revelándose contra la ignorancia de su tiempo y fundando la Filosofía y las ciencias exactas con el método deductivo. En aquella época, la Humanidad entera comenzaría a salir de la “caverna platónica”, no hagamos justo todo lo contrario, regresar a un mundo de sombras y subdesarrollo, en donde un terrorista con kalasnikov decide de nuevo que la Tierra es plana, y que es el centro de toda la creación. Demasiado hemos avanzado ya y demasiado hemos descubierto y progresado, como para que unos descerebrados aberchales o islamistas nos traten de arrojar a patadas de nuevo a la caverna de la ignorancia, por ello, debemos empezar a actuar ya y a tomar medidas, especialmente con nuestra juventud.”    

    

viernes, 27 de febrero de 2015

El Debate Sobre el Estado de la Nación: una Farsa Irritante


 
“Es de todos sabido que el debate del Estado de la nación es una de las más prestigiosas y tradicionales maneras de comprobar la buena marcha de este país en los últimos decenios, si bien comenzara su andadura con las polémicas diatribas que, en su día, protagonizara Felipe González Márquez en el Congreso de los Diputados con su oponente y futuro ganador de las elecciones generales del año 1996, José María Aznar. Era un contexto muy diferente al que ahora tenemos, el PSOE tenía una mayoría “ajustada” desde el fracaso electoral de la última legislatura, sin las mayorías absolutas que permitían al “corralito andaluz” hacer de Andalucía su cortijo, y con España lo que buenamente le daba la gana. Filesa, Malesa, Time Sport, el escándalo de los hermanos Guerra, el GAL y la caída masiva del empleo, junto a la crisis económica en la que se hallaba sumergida la nación desde el año 93, año de los famosos “contratos basura”, cuyas nefastas consecuencias se hacen sentir aún hoy en día, junto con la entrada masiva de inmigrantes como mano de obra barata, algo iniciado por el PSOE y secundado en secreto por el PP, harían de los debates un escenario indispensable para favorecer el cambio electoral, desgastar al buque del socialismo partitocrático y favorecer una serie de reformas, pactos de Estado y privatizaciones del sector público, en el que el “corralito andaluz” ya tenía metidas las garras desde hacía casi veinte años de control total sobre las instituciones y sobre la economía nacional, como nos han llegado los actuales casos y escándalos de los ERE´s fraudulentos de la Junta, algo que llevaba fraguándose desde finales de los setenta y hasta el final de la presidencia de Chávez en la autonomía andaluza, seguido por el señor Griñán, otro gerifalte del corralito, que siguió aun de manera más abusiva las prácticas fraudulentas e ilegales de captación de dinero público y financiaciones a cursos inexistentes para que familiares, cargos de diputaciones y alcaldes del socialismo andaluz se hicieran de oro con el dinero destinado a los españoles en paro y en precariedad o situación de exclusión social. González Márquez sería derrotado, las elecciones del 96 subieron a la presidencia del Gobierno Central a un imbatible presidente del Partido Popular, que necesitara en la primera legislatura el apoyo del “corralito catalán” de CIU, al que perdonaban todos sus crímenes económicos a cambio del silencio de ambos y la complicidad de arrebatar el poder político a sus eternos rivales, así es como comenzaba la primera legislatura del Partido Popular en el poder, con sospechas de haber hecho una limpieza sistemática de antiguos miembros de Alianza Popular en todas sus sedes, inclusive el defenestramiento de Hernández Mancha o del propio líder de las juventudes populares, el señor Vestringe, cabeza visible de Podemos y creador del plan de venganza sistemática contra la democracia en nombre de una ambición desmedida y sin entrañas.

Todos sabemos perfectamente que la legislatura aznarista fue de menos a más, y finalmente de más a menos, cuando un atentado terrorista todavía por esclarecer, el 11-M, cambiaba para siempre la historia inmediata de España y catapultaba a un candidato prácticamente pelele y con una enfermedad mental en ciernes a la Moncloa, Rodríguez ZP. Los oscuros entresijos del atentado de Atocha nos ponen en la pista de que alguien, algún poder en la sombra, que simpatiza claramente con la izquierda española, quería quitar de en medio al PP y ascender de nuevo al sillón presidencial a los socialistas y el “corralito andaluz”, fuera como fuera y al precio que fuera. Los ocho años de Rodríguez-ZP, en los que Rajoy Brey figuraba como presidente de la oposición, fueron los años del pacto de civilizaciones, de la memoria histórica, de las bodas homosexuales, de la destrucción sistemática de la economía y el empleo, bajo presunciones de “paz universal”, “concordia global” o demostraciones antisistema y sentadillas pacíficas, como el inmenso montaje del movimiento que ocupara la puerta del Sol, y finalmente, acabara por conformar lo que ahora conocemos por Podemos, nada más y nada menos, el asalto final de la izquierda aberchale y castrista al panorama político español, muy mermado desde los atentados terroristas aun por esclarecer. En la época de Rodríguez-ZP, el blog conocido como Manifiesto Universalista, que es el que un servidor suscribe ahora, criticaba punto por punto y denunciaba todos los desmanes del poder y la soberbia sectaria y partidista del “corralito andaluz”, que con tal de seguir robando del erario público a manos llenas y estar sentados en los ministerios e instituciones del Estado, consentía los desvaríos de un enfermo mental, que por ocho años sería presidente de una nación, un Calígula consentido, eso sí, por aquellos que perpetraron el oscuro y siniestro atentado que se llevara la vida de doscientos inocentes aquel terrible día del 11 de marzo. Con el tiempo, la estrategia de la “no emoción” de Rajoy Brey le llevaría a perder unas segundas elecciones generales, en las que ya las cifras del paro, la decadencia económica y las excusas simplonas y pueriles del ejecutivo socialista para explicar la burbuja inmobiliaria y su explosión, la cual comenzaría en EEUU y contagiaría a todos los activos tóxicos de las bolsas mundiales, a la que achacaban la culpa de la crisis financiera nacional, que se remonta a la destrucción sistemática de empresas desde la legislatura del 82, precisamente otra socialista, no calaban ya en los sentimientos de los españoles, que miraron de nuevo al Partido Popular, con la esperanza del echar al “bambi de acero” de la Moncloa, poner a alguien sensato y comedido en el sillón presidencial, al menos como parecían las promesas de Rajoy Brey en un principio, permitiendo el establecimiento de una reforma gradual del aparato burocrático, la derogación de leyes inútiles y absurdas como la memoria histórica y el pacto con ETA Batasuna, o la reforma de la Ley del Menor, que permitía que asesinos sanguinarios como los de Sandra Palo siguieran campando a sus anchas por la calle en presencia de los familiares de las víctimas del terrorismo y del crimen organizado o la reincidencia en lo ilegal de la inmensa mayoría de todos ellos. El escenario era perfecto para una victoria electoral histórica, y llegaría en forma de mayoría absoluta, pero cuando el poder de Moncloa fue establecido nuevamente y el Ejecutivo marianista puesto a funcionar, surgieron una serie de ministros, seguidores y consejeros que, tras el misterioso viaje a México de Rajoy Brey en sus primeras vacaciones como jefe del Congreso y representante de todos los españoles, comenzaron a hacer todo lo contrario que habían prometido a su electorado. La tasación abusiva de impuestos a las pymes, la reducción de las pensiones de jubilación o la reducción de éstas, el aumento de los impuestos y todo lo demás, como conservar las directrices del “pacto de civilizaciones”, abandonar a las víctimas del terrorismo a su suerte o dejar a los votantes del Partido Popular completamente huérfanos, era una de las “estrategias rajoyistas” para acercarse al electorado izquierdista de Zapatero, y marginar completamente a los votantes clásicos, en una asesoría delictiva que Arriola, esposo de la insigne presidenta del Congreso en funciones y famosa por jugar al Candy Crush pasando de todo y de todos, haría de la legislatura de Rajoy Brey una de las más escandalosas y bochornosas de toda nuestra historia reciente. Algunos dicen que no hubo rescate, ahora nos enteramos que en 2010 nos cedieron “amablemente” 100.000 millones de euros del BCE bajo condiciones draconianas para “rescatar” las cajas y los bancos o los fondos de los pequeños ahorradores, para evitar lo que hubiera sido el “corralito” español. Inadmisible la gestión de Rajoy Brey, que nos miente descaradamente para conseguir el tiempo necesario, maquillando el rescate de España de “ayuda para la cohesión bancaria”, cuando realmente era una operación similar a la de Grecia, Portugal o Chipre con el FMI.

Bien, ahora llegamos al debate sobre el estado de la nación, y nos encontramos a dos líderes de las mayorías bipartidistas, despotricando el uno contra el otro, lanzándose diatribas y amenazas, sin hablar realmente del país, o sin plantear soluciones cuantificables para un colectivo de los ciudadanos que está harto ya de los numeritos circenses de ambas formaciones políticas, de tal suerte, que el debate apenas tuvo un 22% de audiencia, o muchísimo menos… la responsabilidad de ambos líderes, los de las dos formaciones mayoritarias, es nula con su pueblo, e ignorante de las verdaderas y apremiantes reformas estructurales y laborales, así como sociales y judiciales que necesita la nación. Finalmente, en un acto de soberbia de legislador tiránico y despachando a su rival como un completo inepto, el líder de la formación popular invitó al líder de la oposición andalucista a abandonar el hemiciclo, como si fuese este de su propiedad, algo que el presidente o presidenta de la cámara debería haber advertido al presidente del Gobierno central que no se puede hacer jamás, porque ambos presidentes, el gobernante y el de la oposición, son representantes legítimos de todos los españoles… ¿y qué hacía mientras tanto Celia Villalobos? Jugar tranquilamente al Candy Crush Saga, sin importarle un bledo lo que allí se hablaba o debatía, porque realmente está para pasar el rato, ni más ni menos. Qué vergüenza, señores, que soberana y altanera vergüenza, ver a un líder del país hablando con ese despotismo del síndrome de la Moncloa a un candidato a presidente del gobierno, que es incapaz de hacer otra cosa que hablar de Bárcenas, sin presentar opciones claras a una nueva legislatura, como es típico del PSOE, lanzar diatribas y acusaciones, pero soluciones, ninguna. Rosa Díez estuvo parecida, sin presentar soluciones, se limitaba a atacar a la yugular de Rajoy Brey, que estaba “crecidito” con las salidas de tono de sus oponentes, a los que despachaba sin piedad y mandaba a un extremo del cuadrilátero sin esfuerzo alguno, como si el poder en Moncloa fuese a durarle de por vida. Se hablaba de Ciudadanos de forma velada, la gran sombra que pesa sobre Rajoy Brey, y estaban presentes en la Cámara de los comunes, aunque fuera solo como una futura promesa de esperanza y renovación en un país que ya huele a miseria, corrupción y desesperanza. Mientras tanto, los bolcheviques de Podemos pasaban de realizar sus funciones en la Cámara Europea para dejarse caer por un hotel en Madrid, dando una especie de réplica manipulada al debate, utilizando para ello grabaciones de Rajoy Brey durante su participación en el mismo y poniendo a un Pablito Iglesias perfectamente colocado frente a las declaraciones del presidente del gobierno como si realmente el “verdadero líder de la oposición” estuviera allí, respondiendo a las declaraciones que Rajoy hiciera en un guion bolivariano que no solo ofende, sino que también apesta a castrismo y golpismo marxista recalcitrante. Un individuo mal aseado, impresentable y carente de cultura histórica o jurídica alguna, se atreve a auto proclamarse “verdadero líder de la oposición”… este energúmeno ya da por sentado que será la segunda fuerza más votada en las municipales, cuando los sondeos reales aúpan a Movimiento Ciudadano al tercer puesto detrás del PSOE, y al PSOE como segunda fuerza política. Semejante caradura no se ha visto en años, quizás en decenios, y no paran de salir escándalos sobre este grupo de majaderos aberchales, mientras que el perfil de Albert Rivera no para de crecer y ser aplaudido por millones de futuros votantes. A los seguidores del Partido Popular les queda Vox como alternativa de voto útil; a los de centro, Ciudadanos; a los de izquierda, o PSOE o UPyD… ¿ves, Pablito, cómo realmente hay opciones a tu caradura inmensa y tu corrupción bolivariana? ¿Sabes lo que ocurre cuando se descorcha una botella de champán, inmenso cretino? Que al principio tiene mucho gas y presión, como vosotros, pero luego es sólo un vino ligeramente achampanado. Tuvisteis la ventaja del “elemento sorpresa”, porque la gente no sabía quiénes erais. Ahora lo sabemos todo, absolutamente todo sobre vosotros, quienes sois, con quien paráis y a quien dais dinero, con quien pactáis y a quien obedecéis, a Nicolás Maduro, nada más y nada menos… ¿y esperáis que la gente de bien, los que no son universitarios eternos y decadentes o parásitos sociales como vosotros os voten? No creo que nadie quiera cartillas de racionamiento, tiros en la nuca y represión total, así como supermercados vacíos, lo siento mucho, Pablito. Tu momento ha pasado ya, aunque no lo creas.        

El futuro de la política española aparentemente pende de un hilo, y los aberchales, chavistas y terroristas de extrema izquierda, que han estado atemorizando al colectivo de todos los españoles a lo largo de treinta años largos, casi cuarenta ya de democracia o monarquía parlamentaria, piensan que el momento de “terminar la tarta” ya ha llegado, aunque nada más lejos de la realidad para ellos…   cierto es que la gente está harta de políticos corruptos, de robo del erario público, de mentiras orquestadas, de pactos económicos con las élites y de especulación con las arcas del Estado, pero de ahí a que la gente sea tan estúpida, analfabeta y desleída como en Cuba, Venezuela o Bolivia, hay un abismo. Syriza en Atenas se ha topado de cara con la “troika” que tanto criticaba, y no ha podido aplicar una sola de sus “reformas revolucionarias de las masas oprimidas”, porque una cosa es especular desde un púlpito académico en una universidad llena de vagos con el pañuelo palestino y de rockeros repetidores de treinta carreras cada uno, y otra dirigir una nación occidental, meterse en política internacional y jugar al ajedrez de la alta administración. Estos impresentables aberchales ya están sufriendo las consecuencias de su propia inocencia gubernamental, y es posible que en las próximas elecciones municipales se desmoronen como un castillo de cartas, máxime teniendo en cuenta que los verdaderos “brotes verdes” han comenzado a salir ya. Con un poquito de fe en ellos, en UPyD, Movimiento Ciudadano y Vox, es muy posible que la regeneración política, económica y social de España que todos estamos esperando por fin cobre la fuerza necesaria para desterrar de este país para siempre al terrorismo de Estado, la masonería económica de amiguetes y asesores y a los sicarios de un movimiento bolivariano que ha intentado solapadamente colarse por la “puerta trasera”, fingiendo ser una solución, cuando son realmente el comisario político y el tiro en la nuca.  Que predicar en el desierto es lo que hacía Juan el bautista, pero al menos sabía lo que decía y preparaba uno de los episodios más grandes de la historia universal. La gente puede que sea poco formada, apasionada o incluso a veces hasta inocente, pero no es suicida, y siempre busca el bienestar y la estabilidad económica para poder cubrir sus necesidades básicas y tener un techo digno y un futuro para ellos y sus descendientes. Jugar con fuego sólo quema las manos, y lanzarse al vacío, sólo lleva al final desastroso de un país, que como en el caso de Grecia o Venezuela, ya estamos viendo sus catastróficas consecuencias.”

lunes, 26 de enero de 2015

La Victoria de Syriza: el Fin de la Civilización Occidental


 
“Es de todos sabido los últimos acontecimientos acaecidos en Grecia, especialmente seguido por todos los medios de comunicación europeos, que presagiaban lo peor para las elecciones parlamentarias de la península del mar Egeo, cuna de una de las civilizaciones antiguas que nos dieron razonamiento, lógica, base para las ciencias y las letras, y los cimientos para lo que hoy llamamos Primer Mundo, al igual que la vieja Italia, o el heroico pasado de la península ibérica, y su inmenso legado histórico y cultural. Las manos se llevarían a la cabeza los filósofos griegos de la época clásica, si vieran en la locura mediática y el caos en el que han caído los correligionarios y compatriotas de varios milenios después. El populismo chavista y marxista de Syriza, semejante al castrismo de Cuba, el régimen venezolano o las pretensiones hegemónicas de Pablo Iglesias aquí en España, marcan un punto de inflexión preocupante, que nos deja a más de uno sorprendidos por una parte, pero también seguros por otra de que el pueblo, el colectivo de la ciudadanía europea olvida demasiado pronto los crímenes y calamidades cometidos durante el Telón de Acero y la Guerra Fría en los países del espectro comunista soviético durante todo el siglo XX: persecuciones políticas, encarcelamientos, torturas, ejecuciones sumarísimas, desapariciones de seres queridos que pensaban en protestar contra el régimen establecido por la fuerza tras la Segunda Guerra Mundial, cartillas de razonamiento, hambrunas, represión brutal, víctimas de epidemias y crisis económica, atentados contra las raíces históricas y étnicas de pueblos o minorías endémicas, etc., etc. El comunismo es como es, lo ha demostrado siempre, y ahora, Grecia ha caído en la trampa del mensaje mesiánico y las promesas fáciles, siempre condimentadas por la malísima administración que de las arcas del Estado han estado haciendo los gobiernos conservadores, defensores de los intereses bancarios y corporativistas, de los rescates de sus amiguetes bursátiles y las especulaciones financieras y famosos “pelotazos” para multiplicas ganancias y dividendos. Esta especulación brutal, ha llevado finalmente al cansancio del electorado griego, que, desesperado por una solución a la presión fiscal y mediática de sus corruptos gobernantes, ha escogido la salida más rápida, pero como siempre decimos, no hay soluciones definitivas para problemas concretos, especialmente, si son complejos y vienen arrastrándose desde hace bastante tiempo. La decadencia sociocultural y económica, la caída de valores humanos, la desgracia de tener políticos cada día más mentirosos y corruptos, es lo que nos ha llevado a todo esto, y amenaza con contagiarse a todo el espectro europeo. No es un resultado de una conspiración judeo masónica, no, es mucho más que eso, es el resultado directo de unas políticas económicas abusivas, que han tasado espeluznantemente al pobre y al jornalero medio, y que ha favorecido a las grandes fortunas, que jamás han visto en estas últimas décadas bajar un solo dólar de sus cuentas corrientes, sino todo lo contrario. Han ganado más dinero en estas décadas que en generaciones enteras, y precisamente las situaciones de caos, descontrol e inestabilidad son las que permiten abaratar mano de obra, reducir los precios de las materias primas y pagos a proveedores y comprar pymes en riesgo de quiebra masivamente para monopolizar el mercado y seguir estando en lo más alto del ranking mundial de inversiones privadas, esto es, en la hegemonía del mercado. Pero toda esta manufactura macabra, toda esta basura mediática y destructiva generada por las sociedades corporativistas y del poder económico, como el club Bilderberg, tienen consecuencias inesperadas, y es que, su viejo enemigo de siempre, el marxismo recalcitrante y soviético, se nutre de la desesperación del populacho para ganar puestos de prestigio, desbancar a los banqueros y echarlos para siempre, asegurándose estar décadas y generaciones enteras en un régimen dictatorial pero no del proletariado, sino del Polivurov marxista, que vive con privilegios de rey, mientras sus “masas oprimidas” se mueren de hambre.    

Lo ocurrido en Grecia está contaminando lentamente Italia, España y Portugal, esto podría incluso contagiarse a otros países del espectro Europeo, porque los líderes de extrema izquierda, aliados del islamismo radical y de los movimientos pro feministas y antisistema, llevan preparando este “asalto al poder mundial” desde que el muro de Berlín callera, allá por los años 80. Los “últimos coletazos” del comunismo, bien podrían ser los últimos coletazos del capitalismo y de las tradiciones milenarias o de la cultura occidental, gracias a unas logias masónicas del poder y del dinero que lo único que han hecho ha sido esforzarse por llevarse grandes beneficios en la bolsa, y al pueblo que le den morcilla. Esta infestación ideológica y mediática, esta contaminación de las mentes simples y sin apenas formación es una de las especialidades de los dirigentes de extrema izquierda, la propaganda subliminal es uno de sus grandes fuertes, y las promesas de justicia, libertad y equidad que ellos venden a diario a los pobres e iletrados jornaleros de las fábricas, centros de marketing y oficinas o departamentos de la administración pública o universidades de toda Europa, un excelente caldo de cultivo. Las redes sociales son otra de las grandes herramientas que los miembros de los colectivos antisistema usan en favor suyo, ya que miles de jóvenes a diario las usan, y esto facilita el contacto entre el “reclutador” ideológico y el “reclutado”, a través de invitaciones a foros en donde se opina de todo, o páginas de “información confidencial” en donde las alusiones al terrorismo palestino, etarra o irlandés son un habitual en todos sus titulares y columnas de opinión. Venden al Estado, que sabemos que esta corrupto como un “enemigo a derrocar del poder mediante la revolución y la lucha de clases”, usando un lenguaje directo, sin censura y muy, muy juvenil y “libertador”, algo que cala fácilmente en las mentes de estos descerebrados adolescentes, que ven una oportunidad de “dar caña a los fachas” y de “luchar por las libertades de los pueblos oprimidos”. Todo lo que suene a tradicional, a legado histórico o familiar es insultado, vejado y tratado como si fuera una maldición gitana, y adoctrinan a sus cachorros aberchales lentamente, convenciéndoles de que la única salida es la lucha armada, el asalto al poder, o la aportación personal a la causa, levantándolos como futuros “reclutadores”, que a su vez captaran más adeptos en las redes sociales, aulas de todos los países civilizados, y que solo responden ante sus representantes parlamentarios, esto es, los creadores de toda esta estructura, que no son otros que los terroristas de ETA Batasuna, los últimos caciques de Izquierda Unida, o los líderes de Podemos. El total desprecio por el derecho a la vida, a la estructura tradicional de la familia, a las creencias religiosas, la sexualidad natural o la libertad económica y de prensa es el máximo exponente de estos idiotizados y desleídos analfabetos funcionales, que tardan varias décadas en sacarse una sociología o filología inglesa, ciencias políticas o carreras que, en la práctica, no tienen ninguna salida en el mercado laboral nacional, salvo el de dar clases en la universidad, regresando a las aulas esta vez como “reclutadores”, pero cobrando un sueldo como catedrático o maestro de la facultad. Jamás han trabajado en una entidad privada, y jamás trabajarán.  Y eso que dicen defender a las “masas proletarias oprimidas”… ¿cómo puede defender a un trabajador alguien que no ha trabajado en su puñetera existencia? Sencillamente, es una reducción al absurdo, créanme que a día de hoy, sigo tratando de entender esta contradicción tan grande en los círculos de la extrema izquierda española. Sabemos perfectamente que el éxito mediático de los populismos en Cuba, Venezuela, Argentina o Bolivia se nutrieron del descontento de colectivos marginales como los indígenas andinos, los trabajadores de plantaciones de caña cubanos o los jornaleros de las fincas venezolanas, que contaron a los campesinos y trabajadores analfabetos una bonita fábula para ganarse su confianza, y en donde está la ignorancia, está el comunismo trabajando firmemente por captar nuevos miembros para su revolución social. Pero también capta adeptos cultos, especialmente en las universidades y centros de enseñanza media, dirigiéndose a las generaciones juveniles, porque los adolescentes no están maduros emocionalmente hablando, y cualquier persona que les ofrezca un mínimo de atención o les dedique unas palabras bonitas y comprensivas, enseguida se gana su confianza, y luego les utilizan para la “lucha en las calles”. Apenas hay maduros convencidos en las filas comunistas o socialistas, precisamente porque los trabajadores de clase media, con una formación buena y una situación económica o financiera que depende de las idas y venidas de las decisiones de los inversores y políticos europeos, no se lo juega todo a una carta, ya que tiene mucho en juego y mucho que perder (su casa, su puesto de trabajo, su familia, etc., etc.). El acercamiento final a estas personas lo hacen bramando discursos bonitos cuando la situación económica está realmente mal, y entonces, solo entonces, es cuando la gente escucha a estos parásitos sociales con pañuelo aberchale y rastas jamaicanas, que prometen una sociedad utópica, con unas “soluciones definitivas” a problemas de décadas, pero que ni ellos mismos saben resolver. Soluciones definitivas para problemas concretos, eso es una redundancia absurda, eso no existe, y perdónenme por repetir siempre el mismo mensaje, pero lo considero muy importante.

Ahora la euforia por la victoria de Syriza, está generando una autentica fuga de capitales e inversiones en la península del mar Egeo, y las consecuencias no se notan ahora mismo, pero se notaran en el curso de los próximos meses, o en unos pocos años. Las grandes fortunas griegas huirán en jet privado y transferirán todos sus activos a cuentas blindadas en Suiza, para proteger su patrimonio, elegirán un exilio en algún paraíso fiscal o costa de la Marsella francesa, invirtiendo en otras naciones, en donde sus líderes no sean tan irresponsables, o sus ciudadanos tan estúpidos y crédulos con las promesas de cuatro antisistema desarrapados. El tan prometido “reparto de la riqueza de los opresores” no llegará, precisamente porque el dinero hoy en día se mueve con una simple transferencia bancaria de apenas unos segundos de instrucciones sencillas, y toda la riqueza de Grecia desaparecerá como por arte de magia, en apenas unas horas y dejando a los dirigentes de Syriza con una mano delante y la otra, detrás. No podrán tasar a las grandes fortunas, precisamente porque el dinero hoy en día viaja grandes distancias sin necesidad de maletines o mensajeros o intermediarios físicos, las nuevas tecnologías permiten mover cantidades desorbitadas en apenas unas fracciones de segundo… ¿y qué es lo que harán a partir de ahora? Bueno, pues primeramente, los dirigentes de Syriza subirán los impuestos, porque los regímenes castristas son así de simpáticos, y necesitan muchísimo dinero para mantener su aparato mediático de propaganda revolucionaria. El siguiente paso es recortar la libertad de expresión y eliminar a la prensa libre y los grupos o formaciones parlamentarias que se levanten o protesten contra sus medidas cautelares, y a continuación, encarcelarlos bajo acusaciones falsas, y juicios en donde los tribunales están completamente politizados y adoctrinados, como en Venezuela. Luego, el expolio del patrimonio cultural grecorromano de Grecia, que no es poco, vendiendo las perlas de la cultura clásica a terceros y coleccionistas en transacciones ilegales, alegando que “han sido los enemigos de la revolución, y hemos tenido que depositarlo en un lugar seguro para evitar robos mayores”, algo que va a crispar y poner los pelos de punta a más de un catedrático o historiador, cuando tenga que salir corriendo de las facultades griegas o sus dependencias y yacimientos arqueológicos, denunciando el expolio, la ruina total y la destrucción sin sentido del patrimonio cultural griego. Cuando esto ya haya sido pertrechado, pues empezará el expolio a las familias y los hogares griegos, las persecuciones políticas, los encarcelamientos de gente inocente por tener ideas opuestas al régimen del Polivurov, y las venganzas aldeanas de paletos ignorantes, que, envidiosos de su vecino, dirán que es un “enemigo de la revolución”, y así es como el partido comunista le recompensará con un “puestecito de funcionario” con el que vivir sin trabajar y a costa de la ya esquilmada completamente economía griega. Después, los colectivos marginales, como islamistas procedentes de turcos y antiguos conquistadores de la península balcánica se asociarán en guerrillas y comenzarán a dar golpes de mano por todo el país, tratando de llevar la yihad a los países mediterráneos, que es uno de sus principales objetivos. Esto generará una guerra similar a la de los Balcanes, un expolio mayor si cabe de los yacimientos arqueológicos y el legado cultural inmortal de toda la Humanidad, y finalmente, su completa desaparición en manos de coleccionistas privados y masones del “Skull and Bones”.  Esta macabra danza de destrucción de países mediterráneos es una estrategia largamente planeada por el NOM, y es muy curioso que estos movimientos comunistas tan populares entre las masas proletarias sureñas de Europa se hayan cebado precisamente aquí, en la cuna de las principales civilizaciones del mundo occidental… ¿a que no resulta tan descabellado pensar de que hay un plan masónico detrás de todo ello?

Eufórico, el impresentable de Pablo Iglesias dice “tic, tac, señor Rajoy, tic, tac, a partir del 31 de Enero comienza la cuenta atrás”… hum, esto da que pensar, máxime teniendo en cuenta que las elecciones municipales están aquí al lado, precisamente, y no son de carácter nacional, pero si recordamos que el Frente Popular hizo un golpe de Estado en el 36, para asaltar el poder tras unas elecciones municipales que no fueron terminadas siquiera, y que los votos no fueron ni contados cuando los miembros del PSOE, IU, CNT y similares salieron a las calles proclamando su “victoria total” en las urnas, cuando realmente fue una “noche de los cristales rotos” igual que la que protagonizara el régimen nacionalsocialista de Hitler en años anteriores en la Alemania de la posguerra mundial… ¿no es acaso una macabra causalidad, el que este personajillo y alguien más estén preparando un golpe de mano a la sociedad del bienestar española y quedarse de una vez y definitivamente en el poder?¿Acaso no están preparando otra primavera del 36, el sueño adorado de Rodríguez-ZP?¿Y el ejército personal de Zapatero, que tiene que ver en todo esto?¿Que nos están ocultando los representantes de Podemos en España, acaso otra primavera similar, otro golpe de Estado que nos lleve a una segunda guerra civil, la que siempre quisieron ganar? Esperemos que no sea así, y que lo ocurrido en Grecia no nos contamine la mente, y mucho menos, el libre albedrío. Un saludo a tod@s los seguidores de este blog, y que tengáis buena semana.”           

jueves, 8 de enero de 2015

Yihadismo y Tercera Guerra Mundial: la Amenaza Islámica


 
“Ayer sucedió algo muy, muy grave en París, en donde los dibujantes, guionistas y directivos de la revista satírica Hebdo, los cuales habían sido mundialmente famosos y polémicos por las caricaturas humorísticas sobre Mahoma, y que en el pasado año y siguientes marcados por el islamismo radical como futuros objetivos de los movimientos yihadistas mediante protestas que se hicieron multitudinarias por todos los países árabes, murieron a manos de unos terroristas, ejecutados de la manera más impune, simplemente porque el Corán considera una blasfemia cualquier representación o alusión al profeta, y mucho menos, cualquier clase de “burla” sobre él… según la sharia o ley islámica literalmente interpretada, los que incurren en estos comportamientos, han de ser ejecutados de inmediato, sin juicio ni remordimiento alguno, y sin derecho alguno a defenderse. En Occidente, no pocas son las voces que se han levantado en contra de este deleznable suceso, si bien las opiniones son diversas, y algunos ya claman intervenciones armadas en el Oriente Próximo, especialmente contra el Estado islámico presente en las fronteras de Irak, Siria, y amenazando muy de cerca las fronteras con Israel. La muerte de los humoristas no fueron las últimas y trágicas ejecuciones por parte de dos yihadistas armados, sino que a la salida, dispararon en su huida contra dos policías franceses que se personaron en el edificio debido a una llamada vecinal, porque habían oído un tiroteo continuo de más de diez minutos de duración, ya que los asesinos se ensañaron con sus víctimas sin la menor piedad, y cantando versos coránicos en la ejecución de su masacre sin sentido, y su fanatismo sin pies ni cabeza, al menos, desde el punto de vista de los ciudadanos franceses. Disparando igualmente contra los gendarmes parisinos, remataron en el suelo al único superviviente y abrieron fuego en la calle contra los ciudadanos indefensos, que corrieron a refugiarse a los edificios cercanos, tomando una furgoneta o transporte que les estaba esperando y les permitió alejarse del lugar de los hechos, cantando versos coránicos en todo momento y recordándonos a todos los ciudadanos europeos las consecuencias mortales de hablar mal del profeta, o de cualquier punto de su religión y sus creencias más arraigadas. Aplicando la Sharia más literalmente interpretada, precisamente por musulmanes de segunda y tercera generación residentes en París, nos echamos las manos a la cabeza, y algunos se rasgan las vestiduras, mientras el dispositivo anti terrorista en Francia comienza a subir de alerta y los gendarmes comienzan la caza y captura de estos desalmados y vándalos integristas.

Mientras tanto, en España, sendas amenazas de bomba falsas en las sedes de Libertad Digital, el Grupo Prisa y el tiroteo protagonizado en Ceuta por dos encapuchados contra un cuartel de la legión española en Ceuta a altas horas de la madrugada, nos hace pensar que esto sólo es la punta del iceberg, y que este país, a diferencia de Francia, aunque sucedan allí cosas peores, está más indefenso si cabe contra las amenazas lanzadas por el Estado Islámico a todos los países de la Alianza Atlántica y el espectro occidental… el Ejecutivo de Rajoy Brey, diletante y apático respecto de estos trágicos sucesos, ni pone medidas de seguridad ni cierra fronteras, ignorando completamente lo que pasa en su vecino francés, y máxime teniendo en cuenta de que sigue la hoja de ruta de la “alianza de civilizaciones” de Rodríguez-ZP. Este disparate inmenso, que es el pacto con los regímenes más peligrosos y sangrientos del planeta, donde los derechos humanos son una fanfarria y la vida vale menos que un dólar usado, es un buque insignia de la política exterior actual del Partido Popular, al que parece les han cambiado el cerebro por intelectos socialistas, o los extraterrestres han hecho una abducción masiva, porque si no, no tiene otra explicación posible. Cierto es que la matanza del 11-M no fue ni mucho menos un atentado islámico, pero la realidad de mezquitas de adoctrinamiento salafista y yihadista radical, en donde salen nuevos muyahidines camino de Siria y el encuentro con los asesinos del Estado Islámico, es omnipresente en todo el suelo español. La vergüenza, el deshonor y la polémica realidad del suelo patrio albergando a todos estos asesinos, que salen de la mezquita de la M-30 y de Barcelona completamente adoctrinados y formados para las actividades terroristas o la “lucha armada” hace que EEUU nos incluya en la lista de sospechosos colaboracionistas con regímenes afines a Al Qaeda, eso es lo que realmente nos trae el tan defendido “pacto de civilizaciones”, y no otra cosa. En estos mismos momentos, nuevos atentados y tiroteos se suceden en toda la capital francesa, y los espectadores interpérritos de las noticias internacionales, temen que esta inseguridad se contagie a los mercados bursátiles de todo el planeta, haciendo caer la Bolsa en masa. El miedo es algo que les conviene a los predicadores musulmanes más radicales, y el miedo inspirador de inestabilidad, algo que les hace especialmente fuertes frente a su enemigo eterno, Occidente. Completamente indefensos y poco preparados estamos para una guerra radical en nuestro propio suelo, y eso es algo que los radicales de crianza europea saben perfectamente, sobre todo, los pertenecientes a barriadas completas de inmigrantes magrebíes y subsaharianos, que saben moverse perfectamente por las capitales europeas y esconderse de las fuerzas de la ley para seguir atentando y asesinando hasta que sean abatidos a tiros o detenidos por los investigadores de la policía internacional. Hay fichados miles de ellos, todos sospechosos potenciales o delincuentes con delitos menores de tráfico de drogas, robos con intimidación y actividades mafiosas, ya que en las cárceles, el reclutamiento islamista radical es algo que se hace con suma facilidad… los magrebíes con antecedentes penales tienen un odio declarado contra las fuerzas de la ley y el orden, apuntarse a la “cruzada por Alá” es algo que les permite “redimirse” de sus pecados, ya que según la Sharia, están ayudando en la cruzada contra el paganismo y la blasfemia del “perro infiel”. Para más escándalo contra el Gobierno Central y los líderes europeos, que no se quedarán de brazos cruzados mientras España permanece con la boca abierta y los ojos petrificados suplicando piedad a los vecinos magrebíes, esto lleva preparándose durante decenas de años, sólo que los resultados cosechados se han tardado en mostrar a toda la opinión pública, especialmente a los ciudadanos de a pie y pagadores de impuestos. Cuando los magrebíes eran minoría en los barrios y ciudades a las que iban, teníamos esa imagen del “morito bueno y barato” que nos vendía mantitas, relojes de imitación o radios de factura china, pero eso solo era el primer paso para instalarse aquí y comenzar con sus operaciones de “conquista gradual” del territorio nacional. La integración no ha sido posible, y no lo será jamás, y mucho menos ahora que se han mostrado sus verdaderas intenciones para con los occidentales, las de siempre, la misma mentalidad que nos llevó a la guerra contra ellos, a las cruzadas o a las luchas por la libertad y nuestros derechos fundamentales. Esta vez, la guerra la han traído secretamente a nuestras fronteras, a nuestro suelo y a nuestra nación, y las consecuencias de todo ello, que no tardarán en llegar, no van a ser buenas para nadie, especialmente para ellos, que se encontrarán con el rechazo y el odio de millones de europeos, y un Estados Unidos en donde las votaciones irán a favor del candidato republicano más proclive a mandar tropas contra el Estado Islámico y sus radicales genocidas, que se inventan califatos de la nada, y reciben subvenciones de Arabia Saudí. Es necesario una reforma total de las leyes de inmigración, derecho internacional y fronteras con el norte de África, o la avalancha humana radical y violenta que se nos viene encima, nos barrerá del sur de Europa para siempre jamás, y que conste que en versiones anteriores de este blog, ya lo veníamos advirtiendo por anticipado…

La solución no es fácil, y el odio de la gente se verá canalizado hacia magrebíes que residen desde hace tiempo es España, musulmanes de todo tipo y viceversa, llevando la situación a un callejón sin salida, que podría terminar en un conflicto armado multitudinario, que ni beneficia a Occidente, ni tampoco a los países árabes, tan dependientes como son de las divisas de petrodólares para financiar sus economías y el proceso de ser países en vías de desarrollo. El integrismo islámico, que predica una total y literal interpretación de la Sharia musulmana, casi al método medieval más sangriento y salvaje o purista típico de almohades o almorávides, que sembraron el terror por las fronteras de Al-Ándalus a finales del dominio musulmán en la península ibérica, está siempre presente en el subconsciente de todos los españoles. Desordenes importantes y disturbios podrían comenzar a producirse entre el colectivo español y el musulmán en ciudades tan habitadas por ellos como Córdoba, Sevilla, Cádiz o Ceuta y Melilla, y eso añadiría muchísima más tensión a la cuerda, que ya amenazaba con romperse últimamente, sobre todo tras los disturbios del Ejido y Villaverde, aunque fuera contra colectivos raciales bastante paralelos entre sí. Llegar a estas conclusiones en tan sólo veinticuatro horas, es algo que demuestra nuestro pasotismo, pasividad y arrogancia, al pensar que ciertos colectivos extranjeros pueden integrarse perfectamente, y el horizonte dibujado por ZP de la “España de mil colores”, se derrumba ya como un castillo de naipes, precisamente como se rompe el cántaro de la lechera en el cuento conocido por todos los niños de nuestra generación. Ayer despertamos a un escenario cruel y macabro, el escenario que podría precipitarnos a una Tercera Guerra Mundial contra el Islam, algo que traería consecuencias importantísimas, ya que las superpotencias como Rusia o EEUU se posicionarían a favor o en contra de los bandos en litigio, esta vez, Europa contra el norte de África. Las bolsas de todo el planeta se derrumbarían, las fronteras se verían desbordadas por oleadas de refugiados norteafricanos y centro africanos, y finalmente, el viejo continente, no podría soportar la presión migratoria y la guerra al mismo tiempo, destruyéndose para siempre la civilización occidental, algo que arrastraría a EEUU y Rusia, ya que dependen de Europa para sus tratados comerciales y estrategias internacionales. Un desastre de tal magnitud no debe ocurrir, por la cuenta que nos trae a todos nosotros. Para los países árabes, no es más que un episodio más en la “guerra santa” contra el perro infiel, o sea, nosotros… el acto terrorista perpetrado en París, y el de hoy mismo, abre un melón muy difícil para los líderes europeos, el de la inmigración africana y el yihadismo radical en los barrios y suburbios de todas sus capitales. Se deben poner todos los medios a nuestro alcance para la detención, desarticulación y desmantelado o encarcelamiento indefinido de estos terroristas, o iniciarán un conflicto virulento que se contagiará a toda Europa, y finalmente, a todo el planeta en general. Capturar a estos desalmados y destruir sus centros de reclutamiento y adoctrinamiento, clausurar mezquitas sospechosas o ponerlos a disposición judicial, es algo que se debería empezar a abordar en los próximos meses, y el establecimiento de fronteras cerradas en todos los países de Europa, vigilancia aduanera y fronteriza, sin libre tránsito de personas alegremente por las naciones de Occidente. Es lo menos que podemos hacer si queremos resolver esto por la vía legal y penal antes de que comiencen las revueltas populares, las sublevaciones o los disturbios en toda España. Depende de nosotros, estamos aún a tiempo de evitar el desastre.”   

martes, 23 de diciembre de 2014

Navidades Materialistas? No, Gracias... mejor Libertad Cósmica


 
“Estamos en la transición de un nuevo año, un paso más hacia un futuro mejor, pero que se ve obstaculizado por aquellos que pretenden hipotecarnos, extorsionarnos y aprovecharse de nuestra buena fe, aunque no hay motivos para alarmarse realmente, ya que eso forma parte de los ciclos históricos y el pulso real de la propia humanidad. Comprender perfectamente la naturaleza de estos ciclos es fundamental para tener una vida feliz y plena, a pesar de las vicisitudes que puedan afectarnos a lo largo de nuestro camino y periodo en el mundo físico. La sociedad actual, ávida de materialismo y mediocridad relativista, ha obviado completamente esta naturaleza trascendente, este paso por la trascendencia que hace del destino de cada ser humano un sentido completo, y que tiene sus fundamentos en la naturaleza más íntima y profunda del ser humano. Sin esa trascendencia, negándola completamente, los poderosos programan a las nuevas generaciones con unos contenidos conceptuales equivocados, ocultándoles las verdades universales y los principios morales o espirituales heredados de nuestros antepasados, convirtiéndolos en perfectos robots sin alma ni sentimientos o principios, carentes de voluntad propia, auténticos “zombis” productivos, anclados en la esperanza de “algún día próximo” o “cuando alcance estos objetivos materiales determinados”. Les ocultan una verdad simple y sencilla, que es el misterio simple y preclaro de la vida misma, que no es otro que el de vivir y disfrutar la experiencia de estar vivos.  Relativizando estos conceptos absolutos, estos poderosos infunden en todos nosotros un pesar cotidiano en el que la precariedad laboral, las deudas económicas y el miedo a perder lo poco que tenemos o acumulamos a lo largo de nuestras efímeras vidas, pueda perderse con un simple gesto empresarial de despido inminente, una palabra mal dicha o un acto de rebeldía, es así como ellos se aseguran masas obedientes y trabajadoras. Permiten el caos y la delincuencia porque realmente les benefician en este procedimiento del poder, y permiten la injusticia y la miseria humanas, porque es un negocio rentable. Cuánto dinero se dedica a la caridad, a obras benéficas, a actos de misantropía o buena voluntad… ¿alguna vez nos hemos preguntado adónde va el dinero de la mayor parte de las ONG´s? ¿Realmente están siendo atendidos los pobres y desamparados como ellos nos quieren hacer creer a través de sus campañas televisivas, llenas de imágenes conmovedoras y desgarradoras al mismo tiempo?  La sospecha terrible de que nos toman el pelo de principio a fin, siempre ha estado ahí. Sólo hay que ver cómo viven los directivos y responsables de las ONG´s, qué ritmo de vida llevan, o en qué barrios tienen su vivienda, y abriremos los ojos.

Los lobos, para cazar mejor, se hacen pasar por corderos. Ningún lobo muerde a otro, y siempre, casi siempre acaban por ponerse de acuerdo. Algunos tienen traje de ministro, otros de artista famoso, otros de presentador de la TV, pero realmente son la misma gente, la misma estructura y la misma calaña, la élite poderosa. Las mentiras, si son bien contadas y a lo largo de mucho tiempo, finalmente acaban siendo verdades a medias, o verdades absolutas y no refutables, si son pasadas de generación en generación. Abrir los ojos y ver la siniestra realidad tras de este fotomontaje a gran escala, es parte de la tarea del ciudadano de a pie en el futuro próximo y si queremos un planeta más justo y equitativo para todos nosotros… ¿cómo puede haber trece familias en todo el globo terrestre que acumulen dos terceras partes de la riqueza total de toda la Humanidad? Pues es así, señores míos. A nosotros nos queda la tercera parte de la riqueza mundial, a repartir entre el Primer, el Segundo y el Tercer Mundo, y quienes nos llevamos la mayor parte de la tajada, lógicamente, somos los países del Primer Mundo, constantemente amenazado por el terrorismo internacional, las mafias y la corrupción de nuestros mandatarios, pero nada más lejos de la realidad. Ellos han inventado este reparto injusto de la riqueza mundial, para, precisamente, evitar que les “roben”, o al menos, eso piensan ellos… creen los muy lamentables que han ganado ese dinero, cuando realmente lo han expropiado ilegalmente a lo largo de siglos y siglos de manipulaciones, mentiras y explotación del ser humano. En sus logias masónicas y centros de poder económico y político, atesoran pactos secretos con mandatarios de los cinco continentes, que atan a una obediencia casi ciega a los mismos a tratos de favor, tráfico de influencias y acceso a una calidad de vida derrochadora y casi palaciega, que el resto de sus ciudadanos no tendrá jamás, porque ellos han decretado que la “chusma”, o sea, nosotros, seamos sus serviles esclavos por los siglos de los siglos. Los movimientos proletarios y marxistas, realmente trabajan para ellos, en un sistema bien programado que ellos llaman “disidencia organizada”: cuando el revolucionario y problemático recibe tus instrucciones y hace creer a los demás que está defendiendo una lucha justa contra la “élite explotadora”, entonces la gente acepta a este “falso Mesías”, lo apoya y acaba aceptando todo lo bueno o malo que su “salvador” le trae, aunque siempre suele ser mucho peor que lo que los poderosos ofrecen bajo el sistema de “derechos y libertades democráticas”. Es fácil de entender: los revolucionarios ofrecen un “paraíso artificial” maravilloso que se acaba transformando en un insufrible sistema de dictadura bananera, mientras que los poderosos, te ofrecen una “solución alternativa”, el viejo sistema que, aunque injusto en algunas cosas, te da más libertades y más impuestos, pero al menos, te da de comer, aunque sea por un trabajo mal pagado y por unas deudas impagables. La obediencia ciega de los ciudadanos de a pie es su último objetivo, aunque eso implique drogarnos, hacernos adictos a la TV, al ocio destructivo o al alcohol y degradarnos con diversiones mundanales cada vez más enfermizas, porque para ellos, el control es lo importante, al precio que sea, siempre el control. Destruir nuestras bases morales y espirituales es para ellos importante, porque un libre pensador es alguien muy peligroso, difícil de dominar y de predecir, porque en un momento de libre albedrío, puede darse cuenta de las manipulaciones que se ciernen sobre él, organizar movimientos de protesta y canalizar ese movimiento al derrocamiento del poder establecido. Aunque su causa se ajusta, ellos ya se encargan de convertirla en un movimiento terrorista, disfrazarla con falsos titulares de noticias, o incluso acusarle de pederastia o adicciones a drogas o enfermedades mentales, para sofocar cualquier resistencia incluso antes de que esta aparezca.

La masonería es un movimiento peligroso, un insulto para toda la Humanidad… aunque comenzara como una organización de constructores de catedrales o caballeros templarios, a mediados del s.XVIII, alguien en el Reino Unido hizo una “refundación” del movimiento, acuñando simbología y tradiciones esotéricas en las que no era ducho para disfrazar sus verdaderas intenciones con un halo de misticismo y cabalística que nunca ha tenido, o que ya no tiene. La masonería anglosajona es altamente destructiva y peligrosa, es el intento del bárbaro del norte por comprender la trascendencia mediterránea y la espiritualidad milenaria de las antiguas culturas mesopotámicas o griegas, algo que siempre le ha estado vedado, dada su reducida inteligencia y su avidez por la ganancia de riquezas y el saqueo de civilizaciones más avanzadas, algo que siempre ha estado en su subconsciente desde los albores de la historia. Saquear, matar y destruir son los pilares de sus naciones, no hay más que ver al norte de Europa como se las han gastado Alemania, Gran Bretaña, Dinamarca o similares, siempre dedicados a las conspiraciones, la manipulación o la piratería en general. Es por ello que los masones pertenecientes a estas órdenes secretas son enemigos de la Humanidad y de todos los ciudadanos del planeta, pues no comprenden las bases del respeto mutuo, la confraternidad o la filantropía, la fingen, pero no la entienden ni la entenderán jamás, porque no están condicionados genéticamente para tener compasión o buenos sentimientos hacia sus semejantes. Están condicionados, eso sí, para apropiarse de lo que no es suyo, para enriquecerse a costa de los demás, para destruir, matar y saquear, lo que han hecho siempre y lo que seguirán haciendo si alguien no les detiene de una vez por todas. Las empresas de armamento militar han florecido enormemente a lo largo de estos últimos siglos, distribuyendo muerte y destrucción a todos los rincones del planeta, y dando pingues beneficios a sus propietarios, que son miembros de la masonería, y consanguíneos a esas trece familias que acumulan todo el caudal planetario. Pero hay un misterio no resuelto acerca de su verdadero origen, y es que esta organización aparentemente novedosa, de unos tres siglos de antigüedad, siempre ha estado a la sombra de la historia conocida de la civilización, esperando el momento adecuado para controlar a toda la Humanidad y hacerse con el control de todo el planeta. Se han camuflado en otras entidades, como la realeza, cultos religiosos, movimientos políticos o personajes influyentes, y se les conoce como Iluminati. Algunos dicen que esta organización realmente no existe, que es el producto de la imaginación de un escritor como Dan Brown, pero nada más lejos de la realidad. Ellos están ahí, nos vigilan desde hace tiempo, y tienen infraestructuras apabullantes, así como un ejército de matones, asesinos de élite y especialistas en psicología, ciencias y artes trabajando en su “causa”. Ellos creen que lo hacen para el “bien común”, pero es para mantener el control, el control sobre las masas ignorantes. Para seguir siendo los poseedores de las dos terceras partes de la riqueza mundial, eso es todo… ¿y qué podemos hacer nosotros frente a un enemigo tan antiguo y bien organizado?

Despertar del letargo, y comenzar a trabajar por un mundo mejor. No temer las represalias ni las amenazas de los poderosos, organizarse para tratar de derrocar a los tiranos en su propio mundo, echarles de las posiciones de poder y prestigio y hacerles ver su inmenso error. Reclamar para nosotros lo que es nuestro, el conocimiento, la libertad y el bienestar que nos han estado robando durante milenios. Pero no por medios violentos o armamentísticos, sino mediante la divulgación de sus injusticias, de sus manipulaciones, de sus maldades sin cuento y sin fin, haciendo saber a la totalidad de la Humanidad sus verdaderas intenciones. Ayudando a despertar a todos los demás, y que sean conscientes de que ellos, todos nosotros, escondemos un potencial increíble, el potencial que ellos nos roban para seguir siendo “divinos”, aunque nunca lo han sido y nunca lo serán. Ellos no comprenden los conceptos de trascendencia o espiritualidad, y los temen enormemente. Necesitan que la gente esté “dormida”, inmersa en una “matrix” desde la cual trabajemos, nos desarrollemos conforme a unos patrones establecidos y sumisos obedientes a sus designios y deseos más oscuros, para finalmente desecharnos como mano de obra barata o “chusma” despreciable, que es lo que somos para ellos realmente. Cuando algunas personas consiguen darse cuenta del engaño, son perseguidas, amenazadas, echadas de sus empleos o de sus posiciones sociales, perseguidas o acusadas de delitos inenarrables, que ni ellos mismos comprenden, la desaparición y el asesinato de muchas de ellas ha sido el destino final de los que intentaron comprender que estaba pasando y que pasa en realidad. Cuando uno descorre el velo de misterio esotérico y falsa trascendencia que envuelve a estos dirigentes mundiales o familias hegemónicas, se da cuenta de los animales depredadores que nos están gobernando, manipulando y engañando a diario con los mass media y sus mentiras casi continuas. Trabajan para unos fines siniestros y oscuros, que obedecen a una agenda planificada por otros que están por encima de ellos, y es una agenda de terror, muerte y destrucción para toda la Humanidad. El final de su proyecto es la manipulación genética y el condicionamiento de la voluntad, crear esclavos preconcebidos sin alma o libertad alguna, que obedezcan los deseos de sus superiores y las ordenes más inverosímiles, sin apenas rechistar, como maquinas descerebradas que sirven a los objetivos finales, aun a costa de su propia alma. Esos proyectos secretos de manipulación genética y esclavitud condicionada ya están en marcha, los segundos más desarrollados que los primeros, ya que la experimentación con ADN es un sector muy complicado y les ha atrasado bastante al respecto. Cada día que pasa y aceptamos esta suerte, ellos están más cerca de conseguir su siniestro propósito final… ¿es que vamos a tolerar que nos conviertan en esclavos genéticos e hipnóticos condicionados y sin voluntad alguna, o que demonios nos pasa por la cabeza? Pensemos en que de momento el proyecto “hormiga humana” no está demasiado desarrollado aun, que no es viable, y que pasaran algunos siglos de plazo antes de que nos reduzcan a “zombis” sin alma.  Si detenemos a esta elite oscura, estaremos a tiempo de evitar el desastre, y muy a tiempo de limpiar el planeta de los escombros de estas presencias destructivas, que ni pertenecen a la Tierra, ni realmente aman el planeta que pisan, sino que lo odian con todas sus fuerzas, porque para ellos, somos simplemente recursos a explotar. Pero debemos empezar por nosotros mismos, y no tener miedo de dar los pasos adecuados para reclamar nuestro lugar en el Cosmos, y nuestro sitio en la Tierra. Hemos heredado un planeta hermoso y lleno de vida, que tiene una riqueza genética y flora y fauna admirables, el cual destruimos con vertidos industriales, contaminación o desforestación, hemos de comprender que debemos cuidar el medio ambiente, pero no como predican estos falsos lideres planetarios, sino como hay que hacerlo en realidad, con responsabilidad y humildad. A algunos de los que quieran despertar y defender estos principios, les costará la vida, pero merece la pena por una defensa de la Humanidad y de la Verdad, porque es mejor morir de pie que vivir de rodillas. Abramos los ojos, enfrentémonos a la realidad, reclamemos nuestra verdadera trascendencia y nuestro lugar, aboguemos por el fin de la guerra, la rapiña, el fanatismo o el integrismo suicida, que nada tiene que aportarnos a todos los habitantes del planeta.

Para estas navidades, os deseo un sincero y feliz encuentro con vuestra familia, un retorno de aquellos que están dispersos por Europa en busca de trabajo o mejores oportunidades, y sobre todo que seáis felices, porque merecéis todo lo bueno que os pase. Gracias por leer este blog, y espero que algún día aquello que digo sirva de algo, porque hablar para las paredes no tiene nada de útil, y si al menos alguien consigue sentirse libre y más realizado o despierta gracias a estas divagaciones y pensamientos existencialistas y políticos o sociológicos, mejor que mejor. No pretendo montar un movimiento o plataforma de protesta, ni un partido político, ni siquiera una secta que predique un “despertar de la consciencia”, porque todo eso son manipulaciones o verdades a medias, de gente interesada que manipula y dice parte del conocimiento para sacar “tajada” de las cuentas corrientes de los demás. Estas opiniones y pensamientos son gratuitos como el aire que respiramos, y no pretenden en ningún momento causar alarma social, ni revoluciones “new age” ni nada por el estilo. Nunca he creído en los movimientos mesiánicos, porque son sospechosos de estar igualmente manipulados por los intereses de los poderosos que nos gobiernan y mal administran. La evolución personal y el desarrollo de la consciencia es eso precisamente, un trabajo personal e íntimo, que debe partir del interés por mejorar y sentirse ciudadano del mundo, de la galaxia, o del Cosmos. No hay que dejar que nos “salven”, porque nadie va a venir a sacarnos las castañas del fuego. Podemos estar esperando una “señal” cósmica del cielo, un Mesías salvador o un avatar que traiga paz y prosperidad, acabe con los conflictos del mundo actual y ponga a los malvados entre rejas, pero no llegará, porque ya vino en su momento, y no venía a impartir justicia terrenal, sino justicia espiritual, ya nos liberó de nuestras cadenas, y le hemos olvidado con el paso del tiempo. Ese Mesías somos todos nosotros hoy en día, nosotros mismos, esa es la promesa de la “segunda venida” del Salvador. Debemos despertar nuestra “divinidad” interior, y reclamar el poder que se nos ha arrebatado durante tanto tiempo, y está en manos de los poderosos del mundo. El poder del amor, el poder del control de uno mismo y de tomar las decisiones sobre nuestra vida, nuestro futuro y nuestro porvenir. El poder del espíritu, que es ilimitado y omnipotente como el Creador mismo, que sembró la semilla interior que hoy debe crecer, hacerse un árbol fuerte y prosperar. No es un camino fácil, es una decisión personal escabrosa, que no estará exenta de penalidades, trabajos formidables y responsabilidades inmensas, pero merece la pena ser recorrido. Una vez reclamado este poder, somos responsables de lo que haremos con él, porque sirve tanto para destruir como para crear, tanto para levantar como para aniquilar. Ser responsables y amar a nuestras semejantes siembras el camino de la sabiduría y la perfección universales, pero esa meta final no la veremos nosotros, ni los hijos de nuestros hijos, aunque seremos protagonistas y pioneros del cambio, un cambio que ya está empezando a gestarse en el subconsciente de toda la Humanidad. El tiempo de la espera ya ha pasado, ha llegado el momento de actuar… ¡despierta, Humanidad!”        

jueves, 18 de diciembre de 2014

Mentiras y Falsedades: Operación Cuba


 
“Los últimos pasos dados por la administración estadounidense de acercamiento al régimen cubano no son menos alentadores para la opinión pública mundial, especialmente teniendo en cuenta la participación y mediación de la Santa Sede para un entendimiento entre las partes implicadas, especialmente desde el bloqueo económico de Cuba desde el año 1961. Pero este embargo tenía una razón de ser, una poderosa razón de ser… durante décadas, el régimen castrista ha torturado, asesinado y encarcelado a miles, quizás decenas de miles de insurgentes pertenecientes a la mermada oposición de la Habana, un partido militante de defensores de la democracia y la justicia que han sido perseguidos por el marxismo más extremista, similar al marxismo aberchale de Podemos, Venezuela o ETA Batasuna. La administración Obama se olvida de que estos miembros de la oposición, y el pueblo cubano en general, no recibirán con aplausos precisamente estas medidas de aperturismo hacia una dictadura manipuladora y mentirosa, que, como el régimen de Corea del Norte, masacra a sus ciudadanos y maltrata a los que son librepensadores y amantes de las libertades fundamentales del ser humano. Esta terrible equivocación, la de abrir un embargo que permitía a los disidentes tener una isla de seguridad en EEUU y Miami, se ha intensificado en el también terrible error de la Santa Sede, cuando Juan Pablo II, que intentó mediar en la crisis cubana durante una visita de su pontificado, reconoció públicamente que esa visita había sido el mayor de los errores de su vida. Si el consejo de Benedicto XVI ha sido que Francesco I medie en el conflicto cubano, no nos vemos menos sorprendidos, porque es un error garrafal, casi dantesco e incomprensible. Si se hubiera tratado de desembarcar tropas para liberar la isla del yugo marxista, lo entiendo incluso, pero… ¿defender los derechos de la tiranía cubana, aunque eso implique que los habitantes de Cuba estén siendo víctimas de las maldades y los derroches económicos del dictador bananero Raúl Castro? Este aperturismo para el viaje de embajadores, diplomáticos o empresarios no nos hace menos sospechar del intento de volver al blanqueo de capital extranjero y el tráfico de divisas para eludir al fisco estadounidense, ya que los empresarios de EEUU perdieron un importante paraíso de fraude fiscal con la independencia cubana de Washington allá por la década de los sesenta, cuando derrocaron al presidente que permitía que la Habana fuera el prostíbulo circense y turístico de los estadounidenses, aunque la verdad sea dicha, vivían mejor cuando era así. Como dice nuestro ignorante presidente del Gobierno Central, Rajoy Brey, el cual está muy, pero que muy interesado en la “buena marcha” de estas negociaciones, me pregunto una cosa… ¿por qué tanto el Partido Popular, como el PSOE, Podemos o  las restantes formaciones políticas españolas, ninguna de ellas en absoluto se ha mostrado en repulsa de tales maniobras sospechosas de esconder un importante movimiento de divisas extranjeras hacia los bancos cubanos? ¿Tienen proyectado que Cuba sea la nueva Suiza del Caribe para los evasores de impuestos y las mafias estadounidenses y europeas puedan blanquear impunemente sus beneficios de actividades ilegales procedentes del asesinato, el robo y la extorsión o el tráfico de drogas sin que el FBI, la Interpol o la CIA se hagan cargo del asunto, ya que estamos hablando de un régimen marxista y totalitario que no acepta la intromisión de la justicia internacional en su sistema penal?

¿Hemos cantado bingo, quizás? Recordemos que el Vaticano posee la Banca Ambrosiana, que no ha sido menos tildada de fachada para el blanqueo de capitales procedentes del dinero de los fieles y de las maniobras de ciertos cardenales, especialmente los jesuitas, para enriquecerse a costa del flujo de dádivas de los creyentes para obras de caridad, el cual a veces es misteriosamente “canalizado” a cuentas “especiales”, que invierten en fábricas de armas como Beretta, o Lugger, etc. No seguiremos profundizando en el tema, porque no quiero vaciar las iglesias mucho más de lo que están, ya que soy creyente y aún estoy confiado de que quedan algunos obispos buenos en la Iglesia católica, a los que escandaliza todo esto. El motivo por el que renunciara precisamente Benedicto XVI a su puesto como papa vitalicio, era precisamente ese, el de haber descubierto nuevos “movimientos bancarios” completamente ilegales en manos de cardenales no muy afines a él en el Vaticano. Si vamos a la administración Obama, vemos que sus numerosos errores, maniobras permitiendo el crecimiento del islamismo radical en el Oriente Próximo, su dejadez institucional y su incapacidad para gobernar adecuadamente han sido memorables (como la crisis del “tea party”, que consiguió bloquear su enmienda presidencial para la creación de una Seguridad Social injusta que perjudicaría a los estadounidenses nativos, frente a los indocumentados y los inmigrantes ilegales sin ingresos algunos). Recordemos que la “compañía de Jesús” fue expulsada de España y todas las colonias americanas a mediados del siglo XVII, precisamente porque siempre, siempre, han estado mezclados en asuntos políticos, turbios y bastante controvertidos. Pero la patochada de Rajoy Brey, amigo de los etarras y los asesinos aberchales o del “pacto de civilizaciones”, siguiendo la hoja de ruta de Rodríguez-ZP, ya es de libro, pero de libro de cromos de los años 20 completo. Y he aquí que entran las hipótesis extrañas, las de una “mano invisible” que da la razón a los conspiranoicos y milenaristas más freaks. La masonería económica, gracias a la “crisis mundial”, ha recogido unos beneficios en dinero robado inverosímiles, y hay que colocarlo en algún sitio. Para ello, necesita escenarios neutrales y bien protegidos de los investigadores criminalistas o los detectives de la Interpol, los cuales no saben que están trabajando realmente para la Bestia. Este dinero está bien colocado y protegido en un lugar donde la policía está corrupta, el gobierno es totalitario y la represión es brutal… ¿qué mejor caja fuerte que la que guarda un perro rabioso y dispuesto a matar al primero que intente acercarse al territorio de su amo? Este dinero está destinado a los gastos, mantenimiento y derroche de un medio de vida casi absolutista, el de las élites económicas, que se reunieron hace poco en otra conferencia del club Bilderberg sobre medio ambiente, África y la propia Asia. Todo esto aderezado por la “buena fe” de un Vaticano dominado por la masonería jesuita, por la masonería de la “cosa nostra” y por los supuestos defensores de los “derechos humanos” y del “bien común”. Adivinar lentamente y despertar del sueño amargo de una esperanza totalmente artificial y funesta, es abrir los ojos por fin y darse cuenta de las mentiras que nos rodean… ¡nos han estado engañando desde el principio! Las bonitas intenciones del actual pontificado contra la pederastia internacional y de los propios sacerdotes, no es más que otra fachada, otra “pantalla de humo” para distraer a la opinión pública sobre el verdadero movimiento, el de la retirada de activos hacia los bancos cubanos para eludir la justicia internacional. Aquí en España son bastante estúpidos, por eso es bastante fácil pillarlos con las manos en la masa, como a los de la Junta de Andalucía o a Rajoy Brey y sus secuaces masónicos.

Las visitas del monarca Felipe VI de Borbón a Cataluña, negociando con el separatismo de la burguesía de la Generalitat, que fue esclavista y masónica, nos da otra pista acerca de lo que nos espera a partir de ahora a todos los españoles… emigrad fuera de este país, que no es más que un nido de ratas traidoras, buscad una nueva vida lejos de estas tierras malditas, porque lo que aquí se está cociendo, no es nada bueno para los contribuyentes y honrados ciudadanos españoles. Estos espabiladillos circenses y mediáticos, se piensan que con decir unas “palabras solidarias”, apoyar “causas benéficas” o decirnos al oído estas cosillas tan buenas para la opinión pública van a engañar a los conspiranoicos como yo, pero están aviados más bien, porque ya he recorrido un camino que me lleva a un callejón sin salida… ¿o más bien a una verdadera realidad y un despertar de la consciencia universal? Recordad que, por mucho que nos mientan, manipulen y traten de engañar, somos ilimitados, cósmicos y dotados con una chispa de divinidad, ese “potencial creativo” del que se quieren aprovechar para seguir siendo “divinos”, robarnos lo que es nuestro y dado por el Creador desde los orígenes mismos de la historia no escrita del Homo en este planeta. Nos fue dado ese don para explorar nuestra interioridad y nuestra exterioridad, para aprender del Cosmos y perfeccionarnos espiritual y físicamente o psíquicamente, no hemos venido al mundo a sufrir tormentos, vejaciones o humillaciones diarias, como algunos nos tratan de hacer creer. Los falsos vendedores de “esperanza”, son realmente unos mercachifles estúpidos que atentan contra la integridad y la dignidad humanas, contra el bienestar del pueblo en general, para evadir impuestos o investigaciones anticorrupción y tenernos siempre en la picota, atados a las letras de la hipoteca, la lavadora o los créditos bancarios, los sueldos precarios o la especulación inmobiliaria tras quitarnos un piso que apenas podemos pagar. Estos mercachifles, que se creen en posesión de una “verdad cósmica”, son en realidad los esclavos directos de una elite por encima de ellos, de origen desconocido, por no decir ni siquiera terrestre. Estos títeres políticos, económicos y administrativos de “alto estanding”, venden su alma al diablo por un puñado de monedas, como Judas Iscariote vendiera al Salvador de la humanidad por una miseria y un asqueroso chivatazo al Sanedrín de su época, a la élite clerical más fanática y destructiva que ha tenido Israel.  La tortura, muerte y sufrimiento de decenas de miles de cubanos se ha saldado de un plumazo en Washington DC, ante la mirada estupefacta de todos los patriotas exiliados en Miami, que se han llevado las manos a la cabeza viendo cómo España y EEUU apoyan a la dictadura castrista… ¿es que nos hemos vuelto locos, o qué? Seguramente no, porque de esos barros, vienen estos lodos. Todavía hay remedio a toda esta maldad sucinta, y está en el poder del ciudadano, de no seguir apoyando a estos facinerosos y mentirosos, tanto con la abstención del “voto útil”, tanto como la denuncia social, la protesta organizada y el descrédito de aquellos que se piensan “honrados”, y realmente son delincuentes convictos y confesos. La corrupción política y social ha alcanzado cotas inimaginables hoy en día, censuran los mass media independientes, catalizan la información de internet y encarcelan a todo aquel que protesta, saca a colación información fidedigna o pone en peligro sus intereses económicos o mediáticos. Realmente estamos en peligro, en peligro de convertirnos en esclavos económicos, mentales y seguir perdiendo las inmensas oportunidades con las que hemos venido a este mundo para prosperar, aprender mediante la experiencia y hacer de este planeta un “mundo mejor”. Ser un ciudadano modélico hoy pasa por la no tolerancia con la beligerancia política y económica o social a la que estamos sometidos. Los medios de comunicación actuales, las redes sociales, internet o la información independiente han logrado la inmensa hazaña de desenmascarar a estos delincuentes, ayudando a despertar a toda la Humanidad… por ello, y por todos nosotros, hemos de decir de una vez por todas… ¡despierta, Humanidad!”